2 Pedro 2:1-3 – Busca siempre la verdad

Los falsos maestros siempre han existido, estos han sido siempre personas que una vez formaron parte del pueblo de Dios pero nunca se afirmaron en su relación con él. Estos hombres llevados por sus propios instintos empezaron a dar falsos mensajes de esperanza al pueblo de Dios con el propósito de sacar provecho de las personas. Esto no cambio mucho en el tiempo de Pedro, estos falsos maestros continuaron apareciendo dentro de las iglesias esta vez ellos tenían como propósito engañar a las personas, especialmente a las incrédulas para apartarlas de los caminos correctos y llevarlos por un camino equivocado de destrucción. Estos falsos mensajeros de Dios solo tenían un propósito engañar a la gente y llenarse el bolsillo con sus ganancias. Hoy esto no ha cambiado, sigue peor aún con la tecnología que tenemos a nuestro alcance, escuchamos todo tipo de enseñanzas, hombres que dicen ser mensajeros de Dios. Hoy veremos qué podemos hacer al respecto, como podemos detectarlos y cómo podemos mantenernos firmes ante estos lobos vestidos de ovejas.