No comments yet

El Agua que da vida

Juan 4:13-14 Jesús contestó: —Cualquiera que beba de esta agua pronto volverá a tener sed, pero todos los que beban del agua que yo doy no tendrán sed jamás.

Esa agua se convierte en un manantial que brota con frescura dentro de ellos y les da vida eterna.

Dentro de cada persona, existe una gran sed por Dios. Como dijo David, “Oh Dios, tú eres mi Dios; de todo corazón te busco. Mi alma tiene sed de ti; todo mi cuerpo te anhela en esta tierra reseca y agotada donde no hay agua.” (Salmos 63:).


Y cada persona trata de satisfacer su sed de diferente maneras y por diferente experiencias- drogas, alcohol, or como la mujer Samaritana, relaciones. Pero, esas cosas no pueden satisfacer nuestras sed por Dios.
Si usted toma agua de los pozos de esta vida, usted tendra sed otra vez. Nada material nos puede traer satisfacción- ni una nueva casa, carro, barco, nada.


Cuando Jesus le hablo a la mujer Samaritiana sobre agua viva, el estaba hablando de la unica cosa que puede satisfacer la profunda sed del ser humano, una relación con Dios. Usted tiene sed hoy? Olvídese de las cosas materiales de este mundo. Encuentre la satisfacción en esta vida, a través de una relación con Dios por medio de Jesús!

Post a comment